Che: más mito que realidad


Che Guevara mas mito que realidadChe Guevara mas mito que realidad

 

El mito del Che como fuente de turismo.

Luis CrespoChe Guevara ruta Bolivia
Bolivia

El intento de Ernesto "Che" Guevara de promover una insurrección armada en Bolivia ha dejado como herencia imprevista un proyecto que aprovechará el mito guerrillero como atractivo turístico.

Los habitantes de la empobrecida zona donde Guevara protagonizó sus últimos combates antes de su muerte han puesto sus esperanzas en que el recuerdo de la guerrilla logre atraer visitantes extranjeros dispuestos a recorrer la ahora llamada "Ruta del Che".

Quienes estén interesados en reproducir el trayecto que el Che realizó en la selva del sudeste boliviano mientras era perseguido por el ejército, podrán hacerlo durante varios días, partiendo de la ciudad de Santa Cruz hasta llegar al pequeño poblado de La Higuera, donde fue asesinado en octubre de 1967.

Pero como la historia del guerrillero no terminó donde murió, los turistas concluirán la Ruta del Che en el pueblo de Vallegrande, donde está la fosa común en que sus restos y varios de sus compañeros fueron encontrados tras 30 años de ser un secreto celosamente guardado por militares bolivianos.

Colaboración castrense

Sin embargo, incluso los militares han colaborado ahora en este intento de que el Che se convierta en un centro de atracción turística que contribuya a mejorar los ingresos de los pobladores de la zona.

Como muestra de esta colaboración militar, el recorrido turístico incluye las instalaciones de la IV División de Ejército, con sede en el pueblo de Camiri, y las celdas donde estuvieron presos varios participantes de la guerrilla.

También en Camiri, ha sido convertido en un pequeño museo el salón de la biblioteca del pueblo, que fue el escenario del juicio del intelectual francés Regis Debray y otros guerrilleros que fueron capturados por el Ejército.

Para poner en práctica este proyecto, los indígenas guaraníes y los municipios de la zona donde combatió la guerrilla del Che han contado con el apoyo de la organización no gubernamental inglesa CARE y el financiamiento del gobierno británico , a través de su agencia DFID.

La implementación de La Ruta del Che requirió la inversión de 510 mil libras (US$910 mil), de las cuales la mitad fue provista por DFID y el resto por los pequeños gobiernos locales de los lugares por donde el Che pasó junto a sus guerrilleros.

El proyecto
Si el Che peleaba por los pobres, los indígenas y los campesinos, seguramente no le habría molestado que su nombre y su sacrificio sean aprovechados por nosotros, los guaraníes
Nelly Romero

La idea surgió en una olvidada comunidad indígena guaraní, la capitanía Yupa Guazú, con la intención de mejorar las condiciones de vida de 500 familias.

La principal dirigente indígena guaraní, Nelly Romero, fue la impulsora de este proyecto, que finalmente encontró financiamiento británico, ejecutado a través de CARE.

Ella piensa que "si el Che peleaba por los pobres, los indígenas y los campesinos, seguramente no le habría molestado que su nombre y su sacrificio sean aprovechados por nosotros, los guaraníes".

Por su parte, el coronel Santiago Millares, comandante de la IV División, quien junto a los indígenas guaraníes participó de la inauguración de la Ruta del Che, opina que "de alguna manera, los ideales del Che de beneficiar a los pobres se han transformado y pueden usarse, con respeto, como imagen turística".

El centro del mito

El lugar en que el Che situó sus acciones guerrilleras se extiende a través de una superficie de unos 200 kilómetros de sur a norte y unos 40 de este a oeste. Es un área que ahora está rodeada por tres parques naturales protegidos.

Luego de transcurridos 37 años de la muerte del Che en Bolivia, los ánimos parecen haberse aplacado lo suficiente como para que todos los protagonistas de la fracasada insurrección armada acepten en calma los efectos del romántico mito guerrillero.

Por eso será posible desde ahora visitar lugares como el Vado del Yeso, sobre el Río Grande, donde el ejército aniquiló completamente a uno de los dos grupos que formaban la guerrilla.

También estará al alcance de quien lo quiera una caminata en la escarpada quebrada del Churo, donde el Che fue definitivamente derrotado y capturado.

Los turistas podrán seguir los últimos pasos del Che herido, desde la quebrada del Churo hasta el caserío llamado La Higuera.

En La Higuera todo ha sido dispuesto para guiar a los visitantes al aula de la escuela que fue la celda del Che por unas horas y donde finalmente fue ejecutado.

Y aunque los restos del Che se encuentran ahora en Cuba, en el pueblo boliviano de Vallegrande ha quedado abierta la fosa donde fue arrojado su cadáver, en medio de un estricto secreto, con el fin de evitar que la tumba se convierta en un centro de peregrinación.

Así, lo que hace 37 años era indeseable en Bolivia, ahora es parte de un afán turístico que será promocionado por el Estado en ferias internacionales de turismo, según lo ha anunciado la viceministra del área, Ximena Álvarez.
Nota de BBCMundo.com:
http://news.bbc.co.uk/go/pr/fr/-/hi/spanish/misc/newsid_3717000/3717978.stm

Publicada: 2004/10/05 17:12:13 GMT


Portada Abandono Apostol de la violencia La verdad I La verdad  II Mas mito Maquina de matar Megalomano Antitesis brutal El mito turismo Una aventura Heroe o verdugo Verdad detras del mito Desenmascarando Mito bloqueo Mito y fantasma Falso heroe Toma de La Cabaña Matados por Che Mitos y democracia Mito llamado Che La boina del Che Che homofobico Diez tiros al Che Agitador comunista Protagonistas Deconstruccion Anatomia de un mito